Victoria Beckham ha dejado muy pero que muy atrás su pasado como integrante de las Spice Girls. Convertida en diseñadora y empresaria, acaba de abrir su primera tienda en Londres con muchísimo éxito: colas kilométricas esperaban para poder entrar en su nuevo negocio.

Pero esta madre de familia numerosa ha sido nombrada además embajadora de buena voluntad contra el sida en la 69ª Asamblea General de la ONU en Nueva York. Un cargo por el que Vicky se siente muy emocionada: “Este es el principio de un importante viaje para mí. Como mujer y madre, es mi responsabilidad apoyar a otras mujeres”.

Desde luego, lo de Victoria es un no parar… ¿Tendrá más proyectos entre manos?