Esta temporada Sara Carbonero ha sacado sus dotes de modelo para protagonizar la nueva campaña de Calzedonia. Un shooting espectacular donde la presentadora luce estupenda en bikini y bañador.

Pero la campaña protagonizada por la mujer de Iker Casillas no ha estado exenta de polémica. Y es que han sido muchos los que han acusado a Sara de haber recurrido al Photoshop para lucir perfecta, especialmente especulan con la posibilidad de que el trasero de la presentadora está retocado. Pero parece que las fotos, según Sara, no tienen trampa…

La propia presentadora asegura que querían que las fotos fuesen lo más naturales posibles. Además, existe un vídeo del momento en el que se tomaron las imágenes, ¡una prueba de que su cuerpo es tal y como luce en las fotos!