La Semana de la Moda de Milán terminó de la mejor manera posible. Donatella Versace organizó un desfile en honor a su hermano mayor Gianni Versace y lo hizo por todo lo alto. La diseñadora logró reunir a las modelos más emblemáticas de la firma para eclipsar el desfile, y lo consiguió.

Naomi Campbell, Claudia Schiffer, Carla Bruni, Cindy Crawford y Helena Christensen deslumbraron con cinco vestidos dorados. Cada una llevaba el diseño que mejor se ajustaba a sus proporciones y el resultado fue sorprendente. Todas ellas caminaron sonrientes por la pasarela junto a Donattella, recibiendo aplausos y ovaciones por parte del público que se puso rápidamente en pie.

Todas ellas agradecieron a través de sus redes la oportunidad que les brindó Donatella. "Ni siquiera puedo describir los sentimientos que tuve hoy. Gracias @Donatella_Versace por permitirnos rendirle tributo a Gianni y #Versace. ¡Qué momento!", escribió Cindy en su cuenta de Instagram.

Pese a la nostalgia que se respiraba en el ambiente, todos sacaron lo mejor de sí mismos para que el resultado fuera inolvidable.