Soraya Arnelas presentaba hace unos días su nuevo trabajo, 'Luces y Sombras'. Pero los presentes observaron que la cantante lucía un nuevo rostro ya que era visible que algo se había hecho.

Y es que sus pómulos y labios se veían de forma diferente, y estaba claro que su expresión facial no era la de siempre. Según revela el portal Informalia, se habría rellenado los pómulos con ácido hialurónico, así como bótox para elevar la expresión de sus cejas y toxina botulínica para eliminar arrugas.

El problema habría sido que el tratamiento era demasiado reciente, por lo que Soraya parecía un poco más hinchada de lo normal.

Soraya Arnelas | Gtres