Sara Carbonero triunfa más como empresaria que como periodista. La que se diera a conocer como reportera de deportes y después como novia y mujer de Iker Casillas, el entonces líder del Real Madrid, disfruta ahora del éxito fuera de las cámaras gracias a su web de moda Slow Love.

La toledana fundó esta empresa junto a sus amigas la periodista Isabel Jiménez y la estilista Mayra del Pilar, y hoy por hoy reciben el fruto de su trabajo ya que su sueño logró facturar en 2016 1,5 millones de euros.

Todo un éxito para una empresa que se inició en una comida entre amigas y con un presupuesto de 40.000 euros. Sin publicidad ni márketing, la web se ha ido consolidando poco a poco y la clave está en el buen hacer de estas tres mujeres: Carbonero se encarga de la comunicación y relaciones públicas, Jiménez es la directora ejecutiva y Del Pilar es la directora creativa. Además, todas han estado de acuerdo en no abusar del poder mediático de Sara e Isabel.

Un éxito que ha permitido que Sara extienda su excedencia en la cadena de televisión para la que trabajaba dos años más y continuar al lado de su marido y sus hijos en Oporto, aunque los rumores de que el portero podría abrirse al mercado estadounidense supondrían un nuevo impulso para Sara en lo que a sus proyectos de moda y televisión se refiere.