Cuando las vemos en televisión o en la gran pantalla pensamos en lo divinas y glamurosas que son. Pero en verdad no siempre han sido así y tienen un pasado que a más de una de nuestras celebrities les gustaría ocultar.

Y es que Sara Carbonero, Jennifer Aniston o Angelina Jolie eran más bien unos ?patitos feos? en su más tierna infancia o adolescencia. Pero con el paso del tiempo se han convertido en unos fabulosos cisnes que lucen con garbo allá por donde pasan.

Esta semana la revista ?InTouch? hace un repaso a los complejos, inseguridades y demás cuestiones físicas que harán tambalearse a más de una famosa cuando se vuelvan a ver?