Rocío Crusset ha hablado de un gran complejo físico que la ha acompañado durante unos cuantos años: el acné.

Un problema de lo más incómodo para alguien que vive de su imagen, y es que la modelo de Victoria's Secret, y otros 'ángeles' como Kendall Jenner, han pasado por ese mismo dilema, aunque parezca difícil de creer.

Pero la hija de Mariló Montero y Carlos Herrera ha conseguido finalmente eliminar el acné, aunque no ha sido fácil para ella, ha probado todos los métodos posibles, desde el famoso Roacutan (el cual no le hizo efecto), hasta uno de los tratamientos más raros, mediante la aplicación en el rostro de su propio plasma y vitaminas, que ha hecho que por fin los granitos y los puntos negros hayan desaparecido. Unos secretos de belleza que la joven modelo ha contado a través de su Instagram Stories.