Las modelos y hermanas Gigi y Bella Hadid son portada de este mes de la edición británica de Vogue. En la imagen aparecen desnudas, con el pelo mojado y mirando a cámara en una espectacular fotografía en blanco y negro. Sin embargo la imagen no ha gustado mucho a los fans de Bella.

Y es que la cara de la modelo en esa imagen no se parece mucho a la que suele tener habitualmente, algo que reprochan su fans a la revista. Al parecer Vogue se ha pasado un poco usando el Photoshop lo que ha provocado que los seguidores de la modelo llenen de comentarios negativos las redes sociales.

Si se observa la imagen con atención se puede apreciar algunas diferencias en los labios y la nariz de la modelo y aunque los cambios son sutiles, los retoques en estas partes del cuerpo suelen modificar mucho el aspecto general de la cara, por pequeños que sean estos cambios.