Lily Collins ha decidido terminar el año con una nueva imagen. La actriz ha apostado por cambio radical de look uniéndose a la moda que triunfa entre nuestras celebrities desde hace tiempo.

Lily ha compartido una imagen en su cuenta personal de Instagram donde muestra su nuevo pelo: ¡la intérprete ha dejado de lado el moreno y se ha pasado al rubio!

Un cambio que parece haber gustado, y mucho, a todos sus followers ya que en muy poco tiempo la instantánea ha alcanzado ya más del millón de likes en la red.