Gigi Hadid es una de esas pocas privilegiadas que puede presumir de haber sido portada de las revistas más famosas del mundo. Pero hasta ahora ninguna había revolucionado tanto la opinión de la gente como su último posado para el número de junio de Vogue Italia.

Vestida con un mono de Dolce & Gabanna y acompañada del modelo Justin Martin, Gigi aparece casi irreconocible con un tono de piel muy bronceado y un expresión que ha hecho sospechar a sus seguidores sobre el uso de Photoshop en la portada.

Gigi Hadid | Instagram

De hecho, los comentarios sobre la fotografía de Steven Klein no han hecho más que multiplicarse en el perfil de Gigi. Entre las opiniones de la gente se podían leer cosas como: "Su cara está deforme", "No se puede reconocer a Gigi", "Qué horror" o "El uso de photoshop en la portada de Gigi para Vogue Italia debería ser ilegal".