La familia Delevingne está de celebración y es que si hace un par de meses la mayor de las hermanas pasaba por el altar, ahora le ha tocado el turno a Poppy Delevingne que, tras siete años de relación junto a James Cook, ha decidido darse en ‘si quiero’ en la iglesia de St. Paul, en Londres, en una divertida y original boda al más estilo ‘hippy chic’.

Poppy, que escogió para su gran día un vestido de Chanel con flores bordadas, escote redondo y manga corta, estuvo arropada por 17 damas de honor entre las que se encontraban sus hermanas Chloe y Cara Delevingne, esta última también con un vestido blanco.

A la boda tampoco faltó Geri Halliwell, que acudió con Christian Horner, jefe del equipo Red Bull de Fórmula 1, con el que comenzó a salir hace unos meses. Con ellos iba la hija de la ex spice girl, Bluebell, de la que no se separó en ningún momento.

Pero esto no acaba aquí ya que esta es la primera de las dos ceremonias que celebrará la modelo, y es que le espera una segunda fiesta en Marruecos.