En esta ocasión han apostado por unos vaqueros donde las cremalleras son el principal protagonista. Los polémicos pantalones tienen cremalleras en el centro del trasero y, por supuesto, pueden abrirse.

El revuelo que han provocado las imágenes con las que han lanzado la campaña ha sido el mejor medio propagandístico de la firma, que ya ha conseguido que los usuarios se posicionen y hay quien ha asegurado que serán la tendencia estrella de esta temporada, y quien ha declarado que "la moda ha ido demasiado lejos".

Sea como sea, estos pantalones han revolucionado a todos a pesar de romper con todo lo que hemos visto hasta el momento.