Celebrities » Fashion

UNA AGENCIA ACUSADA DE MALOS TRATOS

El escándalo del casting de la Semana de la Moda de París

La Semana de la Moda de París vuelve a estar en el punto de mira de las críticas. Después del altercado del pasado mes de octubre por el robo que sufrió Kim Kardashian, ahora sale a la luz un nuevo escándalo sucedido en la preparación de esta última edición. Ha sido James Scully, un conocido director de castings, el encargado de denunciar los abusos que han sufrido 150 jóvenes, en su mayoría menores de edad, que se presentaron a la prueba para desfilar para Balenciaga.

Semana de la Moda de París 2017

GTres Semana de la Moda de París 2017

Publicidad

La Semana de la Moda de París es una de las más importantes y últimamente está siendo el escenario protagonista de varios escándalos. En la pasada edición celebrada en octubre, Kim Kardashian sufrió un atraco a punta de pistola del que le ha costado mucho recuperarse y que mantuvo a la empresaria alejada de la vida social durante un tiempo.

Ahora, en los preparativos de esta última edición, una conocida agencia de modelos ha protagonizado un bochornoso acontecimiento por el trato que ha dado a las modelos que se presentaron a la prueba para desfilar en la prestigiosa Semana de la Moda. Se trata de 'Madia & Ramy', una conocida agencia de castings, con la que solían trabajar marcas tan prestigiosas como 'Balenciaga', que ha dejado encerradas en una escalera sin luz durante tres horas a 150 jóvenes, en su mayoría menores de edad, que acudieron a la prueba para desfilar en la Semana de la Moda de París. Después de lo sucedido, fueron muchas las que abandonaron la prueba quejándose por haber sido tratadas como un mero trozo de carne.

Ha sido James Scully, un prestigioso director de castings, el encargado de denunciar en las redes sociales lo sucedido, al que se han unido modelos como Joan Smalls, Kate Young o Helena Christensen entre otras, que también han mostrado su descontento por las redes.

"Me parece inconcebible que la gente no tenga en cuenta la decencia humana, las vidas y los sentimientos de estas chicas, sobre todo cuando la mayoría son menores", escribió James al conocer lo sucedido. "No solo fue sádico y cruel, también fue peligroso y más de una modelo con la que hablé se quedó traumatizada", añadió.

Los hechos llegaron a oídos de las firmas que suelen confiar en la agencia de modelos, como 'Balenciaga', que rápidamente emitió un comunicado anunciando el cese de su vinculación con dicha agencia para evitar que se asocie su marca con este caso de abuso que han sufrido las modelos.

"El domingo, 26 de febrero, Balenciaga supo de una serie de problemas relacionados con un castin de modelos que tuvo lugar ese día. La firma ha reaccionado inmediatamente, haciendo cambios radicales en su proceso de castin, incluyendo el fin de las relaciones con su actual agencia. Adicionalmente ha enviado sus disculpas por escrito a las agencias de las modelos que se han visto afectadas por esta situación en concreto. Balenciaga condena este incidente y continuará con su firme compromiso de asegurar a las modelos las condiciones laborales más respetuosas", informaba el comunicado emitido por la firma.

Publicidad