El trabajo de modelo puede llegar a ser en algunos momentos mucho más peligroso e imprevisto de lo que parece. Y es que, muchas sesiones de fotos se realizan en al aire libre y medio de la naturaleza lo que puede suponer que sucedan percances como le ha pasado recientemente a la top Kate Upton.

La modelo estaba en una playa de Aruba posando para un shooting de una edición especial para Sports Illustrated cuando le pasó algo que no esperaba. Kate llevaba únicamente puesta una falda hawaiana sin nada en la parte de arriba, aunque tapaba sus pechos con las manos mientras miraba a la cámara de espaldas.

Hasta aquí todo bien, si no hubiera sido por la ola traicionera que arrastró a la modelo de la roca donde estaba ubicada que terminó tirando a Upton y dejándola completamente en topless. El equipo de producción con el que estaba trabajando la ayudo en todo momento y la modelo salió ilesa del incidente, además de reírse después de lo sucedido.