Penélope Cruz no podía faltar en la gran noche de Almódovar, el estreno de 'Dolor y Gloria', su última película bajo las órdenes del director, y lo ha hecho vestida de 'novia'.

De blanco también la vimos en el desfile póstumo en honor a Karl Lagerfeld para Chanel, y se ve que ahora se ha convertido en su color fetiche.

Fueron muchos los rostros conocidos que no quisieron perderse esta premiere, entre los que se encontraban Amaia, que desveló el verdadero motivo por el que no asistió a la fiesta para entregar el testigo de Eurovisión a Miki, en la que sí estuvo Alfred.