Hace unas semanas los fotógrafos Mario Testino y Bruce Weber fueron acusados de abusos sexuales en un artículo publicado en el New York Times. Una publicación en la que más de 10 modelos y asistentes masculinos denunciaban tocamientos por parte de los fotógrafos. Algo que ha tenido graves consecuencias inmediatas para ambos pues Vogue ha declarado que no volverá a trabajar con ellos hasta que se aclare este asunto.

Además, el Palacio de Buckingham también lo ha vetado asegurando que no volverá a fotografiar a ningún miembro de la Familia Real Británica. Algo sobre lo que Testino no se pronunció en su momento. Sin embargo, ha reaparecido después de un mes de silencio y lo ha hecho de la mano de Neymar.

El futbolista se ha desnudado para protagonizar una sesión de fotos de la colección 'Towel Series' en la que fotografía a grandes personalidades como Carolina Herrera o Pharrell Williams en toalla o albornoz. En el caso de Neymar, la toalla aparece sólo para cubrir estratégicamente alguna zona de su anatomía porque está prácticamente desnudo. Una curiosa manera de responder a las acusaciones que le persiguen.