Os presento 4 looks para fácilmente convertirlos de formales a informales y viceversa con un simple toque.

Para el primer look he escogido una americana fucsia una talla mayor de la que yo suelo usar, de este modo la he podido usar cómo vestido ajustando mi cintura con el cinturón. Si cambiamos los zapatos por unas converse convertimos el look en algo más casual.

Para el segundo look he combinado unos zapatos de vestir y un pantalón de traje con una camiseta y una cazadora con tachuelas más informales.

El en tercer look llevo un vestido muy casual con un toque de tul en el bajo. Yo siempre uso este tipo de vestidos con medias divertidas y diferentes playeras. Me parece una prenda que se puede combinar de muchas formas y le podemos aportar nuestro toque.

El último look es algo más formal, un traje de pantalón y chaqueta con una camiseta corta algo más casual y unos zapatos de vestir. Perfecto para una reunión de trabajo.

Siempre es divertido jugar con nuestro fondo de armario y crear looks diferentes para cada día.