Creo y siempre he creído que hay que ser coherente con el mensaje que se transmite y veo que muchas personas no lo son.

El problema de esto con las redes sociales es que el mensaje contradictorio que tu transmites puede llegar a muchas personas y de este modo interrumpir la transición correcta de empezar un proceso muy importante.

No se si me he explicado bien, al menos eso espero.

Un beso enorme