Resham Quereshi se dio a conocer a raíz de un tutorial de belleza que protagonizó, por el que se supo que su rostro desfigurado se debía a un ataque machista con ácido. Su hermana se había separado de su marido debido al maltrato que sufría, y éste, con un grupo de hombres, decidió pagarlo agrediendo a la que fuera su cuñada con un daño irreparable.

Sus trucos de belleza se dieron a conocer bajo el lema 'make love, not scars', (da amor, no cicatrices), y explicó que en la India, su país natal, es más fácil conseguir ácido que una barra de labios o un eyeliner. Después de ser activista y defender los derechos de la mujer de su país, la marca FTL Moda ha fichado a la joven para que defienda su colección en la pasarela de la Fashion Week de Nueva York.

La firma es defensora de los distintos tipos de belleza e intenta luchar contra los estereotipos que marcan los exigentes cánones de belleza. Por ello, también ha subido a la pasarela a Madeline Stuart, una joven con Síndrome de Down, o Rebekah Marine que es una modelo que utiliza un brazo biónico. Ambas ya desfilaron el año pasado y en esta edición se ha sumado Resham.