Carolina Sada fallecía el pasado fin de semana a los 32 años. La modelo mexicana perdía la vida tras haberse sometido a dos operaciones estéticas: una liposucción y una rinoplastia.

Horas después la maniquí sufría una parada cardiorespiratoria, según ha informado la agencia mexicana de noticias Notimex. Ahora se investiga si el Centro de Especialidades Médicas Obispado en el que fue intervenida cometió alguna irregularidad.

Ahora hay que esperar al resultado de la autopsia para que se esclarezcan los hechos, tal y como se ha informado desde la Secretaría de Salud mexicana: "Se tomó la decisión de suspender temporalmente el establecimiento a fin de revisar expedientes y lo que compete de manera cuidadosa".

Carolina es madre de dos hijos y su muerte ha causado un gran revuelo en su país, ya que era conocida por haber participado en varios certámenes internacionales y tenía una conocida marca de ropa que empoderada la moda mexicana, y cuyas imágenes puedes ver dando al play arriba.