Tamara Falcó terminó el año por todo lo alto con la boda de su hermana, Ana Boyer, con Fernando Verdasco, y con el nacimiento de los mellizos de su hermano, Enrique Iglesias, y Anna Kournikova. Pero parece que el 2018 va a ser mucho mejor que el anterior pues Tamara se enfrenta a un nuevo proyecto profesional muy importante.

La hija de Isabel Preysler está creando su propia línea de ropa bajo la marca más registrada TFP, las siglas de su nombre: Tamara Falcó Preysler. Ella misma ha sido la encargada de anunciarlo en su perfil de Instagram, del cual ha borrado todas las publicaciones anteriores para centrarlo en la promoción de su nueva firma. "Qué ganas de enseñaros mi nueva colección que pronto estará disponible", escribía la diseñadora junto a su publicación.

Será una colección cápsula formada por unas veinte prendas y confeccionada en el taller que tenía David Delfín, pues son sus costureros los encargados de darle forma a las ideas de Tamara. Además, la colección verá la luz dentro de muy poco pues la diseñadora tiene la intención de presentarla para la primavera-verano.

No es la primera vez que la hija del Marqués de Griñón trabaja en el mundo de la moda. Ella misma diseñó el vestido que lució en la boda de su hermana en las Bahamas, y anteriormente trabajó en el taller de María Rosa Salvador y en Inditex.