Kate Upton es una modelo profesional y experimentada y se ha enfrentado a todo tipo de situaciones delante de las cámaras. Sin embargo, es la primera vez que sufre un accidente de esta índole.

La modelo estaba sobre una roca, en una playa, haciendo una sesión de fotos vestida únicamente con la parte de abajo del bikini, adornada con una larga cola de tul. Kate debía posar cubriendo sus pechos con sus propias manos. La sesión iba muy bien, su pose era perfecta y las fotografías estaban quedando muy bonitas.

Sin embargo ocurrió algo que lo echó todo a perder. Cuando estaba siendo fotografiada vio cómo venía una ola. Un compañero suyo se subió a la roca para evitar que se cayese cuando la ola chocase contra la roca, pero el mar fue mucho más rápido y se llevó a la joven.

El Daily Mail ha publicado unas fotografías de lo ocurrido pero en el Instagram de Sports Illustrated, medio para el que posaba la modelo, ha publicado el vídeo completo de lo ocurrido. Esperemos que no se hiciera daño, pero lo que es seguro es que hubo que empezar de nuevo con la sesión pues el maquillaje y el peinado se estropearon del todo.