Después de hacer un llamamiento público solicitando que introduzcan una asignatura de autoestima en los colegios para que los jóvenes aprendan a aceptarse tal y como son, la famosa modelo curvy Iskra Lawrence ha vuelto a protagonizar una polémica campaña donde busca intentar concienciar a las personas de que se quieran tal y como son.

En esta ocasión Iskra se ha desnudado dentro de un vagón de metro en Nueva York y ha dado un discurso con un importante fondo: concienciarnos de que somos maravillosos con nuestros defectos y que no tenemos por qué esconderlos. Un vídeo publicado en YouTube que ha se ha hecho viral a través de las redes sociales.