No se ha alzado con la corona de la más bella del universo, pero si se ha llevado el título de la Miss más solidaria. Se trata de Violina Ancheva, la representante de Bulgaria, y ha tenido una fantástica idea que promovió por las redes sociales. Al terminar la gala escribió en su cuenta de Facebook que quería donar su vestido a alguien que lo necesitase y que fuese de Filipinas, país en el que ha tenido lugar la celebración del evento.

Al poco tiempo recibió un mensaje privado por la red social, donde Issay Gallano, madre de una niña de 15 años de nombre Zyra Nicole, contaba su historia. Según explicó Issay, es una madre soltera que estaba ahorrando para poder comprarle un vestido de graduación a su hija, y según explicó posteriormente, llegó a plantearse empeñar un collar para poder permitirse un vestido de fiesta para su hija.

Pero por suerte, la Miss decidió cederle a Zyra su vestido, que se llevó una gran sorpresa al llegar a casa y descubrir que llevaría el vestido de una de las mujeres más guapas del mundo. Violina decidió hacer eco del emotivo momento en sus redes sociales y compartió el vídeo de la hija de Issay al encontrarse con el impresionante vestido.