Kristhielee Caride fue elegida hace cuatro meses para representar a Puerto Rico en el próximo certamen de Miss Universo 2016, aunque el triunfo no le ha durado mucho tiempo. La organización le ha retirado la corona debido a "un problema de actitud" tras unas declaraciones que hizo en una entrevista para un periódico local.

Caride fue muy criticada por mostrarse despectiva y decir que no era amiga de las cámaras, unas palabras que no fueron santo de la devoción de Desiree Lowry, la directora nacional de la organización Miss Universe Puerto Rico, quien estuvo presente en la entrevista. Para ella, siempre hay que poner la mejor cara y hay que dar por hecho que vas a tener que estar frente a las cámaras y responder a muchas preguntas.

Lowry dijo que la Miss no se disculpó y se excusó diciendo que tenía un problema personal y que el incidente no volvería a repetirse, aunque la directora terminó de enfadarse cuando Kristhielee canceló otras presentaciones por una cita médica, las cuales nunca volvió a reprogramar.

Tras la decisión de la organización, Caride escribió un mensaje en Facebook diciendo que las reinas de la belleza no están exentas de tener un mal día y que sinceramente lo lamentaba. También añadió que permitió que los sentimientos se interpusieran en su trabajo y que no estaba de acuerdo con lo que había pasado, aunque entregaba su banda con dignidad.

Brenda Jiménez ha sido la elegida como sustituta de Caride y fue presentada en una conferencia de prensa realizada el pasado jueves en un restaurante de San Juan, donde apareción con una tiara y un palabra de honor rojo.