La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, sorprendió hoy en su primer baile presidencial con un elegante vestido blanco palabra de honor diseñado por ella misma y Hervé Pierre, exdirector creativo de la firma Carolina Herrera.

El largo vestido fluía a través de sus seis capas, contaba con una atrevida hendidura que dejaba ver las piernas y sorprendía con un pequeño detalle: una delgada cinta roja de falla en la cintura.

En un comunicado, el francés Hervé Pierre consideró un honor haber diseñado el vestido que Melania lució en su primer baile como primera dama, un momento romántico en el que Trump no pudo evitar cantar la canción "My Way" de Frank Sinatra mientras se deslizaba por el escenario.

"En realidad, tuve suerte porque durante mis 20 años en los Estados Unidos, vestí a todas las primeras damas: la señora (Hillary) Clinton con Óscar (de la Renta), la señora (Laura) Bush y la señora (Michelle) Obama en Carolina Herrera, así que me siento afortunado y honrado por haber vestido a Melania Trump, pero esta vez bajo mi nombre", añadió.

El diseñador calificó de "orgánico" el proceso de colaboración para elaborar el vestido con Melania, con quien tuvo conversaciones "fáciles" en las que la exmodelo eslovena ofreció su visión sobre el diseño y lo que quería expresar.

De nacionalidad francesa, Hervé Pierre diseña actualmente vestidos por su cuenta, aunque durante 14 años trabajó para Carolina Herrera, quien diseñó el vestido que llevaba hoy Ivanka Trump.

Con aires de princesa de cuento, Ivanka lució un vestido de color champán con un corpiño de lentejuelas. Tanto el vestido como las joyas y los zapatos que esta noche llevó la primera dama pasarán a formar parte de los Archivos Nacionales de Estados Unidos.

Baile presidencial de Donald Trum y Melanie Trump | Gtres