Cada vez es más común encontrar salones de belleza en los que la manicura es uno de sus puntos fuertes pero, cuando apenas tenemos tiempo de pedir una cita o acercarnos a centro más cercano, hacerse la manicura en casa es una opción de lo más seductora. Con unos sencillos pasos y algunos utensilios que siempre tenemos en casa, podemos conseguir un resultado casi profesional.

1. Limar los bordes. A menudo las esquinas y partes más expuestas de las uñas, se quiebran y descaman. Es recomendable limar los bordes para que, aunque nos guste una forma más rectangular, no dejemos ningún pico o ángulo recto que favorezca que éstas se dañen.

A menudo las esquinas y partes más expuestas de las uñas, se quiebran y descaman | Marie Claire

2. Pulir. Seguro que en más de una ocasión te has fijado que tus uñas tienen una serie de “vetas” que hacen que tu manicura no quede siempre del todo homogénea. Púlelas con ayuda de una lima de 4 lados (las puedes encontrar en grandes superficies). Sigue el paso a paso que se indica en este tipo de limas y conseguirás que la superficie de tus uñas sea más lisa.

3. Vaselina. Antes de comenzar a aplicar esmaltes y demás pasos, evita salirte y pintarte la piel, ¿cómo? Muy sencillo, con vaselina. Si aplicas un poco alrededor de la uña, te aseguras de que el esmalte resbale y no pinte la piel (luego es bastante tedioso tener que eliminar el exceso). En caso de salirte, retira el esmalte con un palito de naranjo.

Antes de comenzar a aplicar esmaltes y demás pasos, evita salirte y pintarte la piel | Marie Claire

4. Base. La base se aplica antes del esmalte de color para proteger la uña y potenciar el color. Desde hace varios años es muy sencillo encontrar este tipo de productos y con distintas propiedades.

5. Aplicar color de la forma correcta. Aunque se supone que no existe una forma óptima de aplicar el esmalte, sí es cierto que lo más difundido es comenzar por la parte central de la uña e ir bajando hacia la cutícula y luego aplicar el pintauñas en los laterales.

La base se aplica antes del esmalte de color para proteger la uña y potenciar el color | Marie Claire

6. Top coat. Para conseguir un efecto más brillante y las manicura parezca de gel, se debe aplicar un top coat que selle el color y evite que el esmalte se cuartee.

Si quieres un acabado aún más perfecto, siempre puedes hacerte con una lámpara de secado rápido y completar la manicura casera aplicando un aceite para cuidar las cutículas y una crema de manos. Habitúate a este tipo de rutinas y conseguirás una manicura digna de celebrity hollywoodiense.