La reina Letizia asistió al homenaje del director de cine Martin Scorsese con un total look negro que resaltó a través de las llamadas pulseras gemelas de brillantes de Cartier y unos salones destalonados de Carolina Herrera. Estas joyas pertenecieron previamente a la reina Victoria Eugenia y doña Letizia ya las lució el año pasado para la misma ocasión.

Lo más sorprendente de su elección es que Felipe Varela no era el diseñador de su deslumbrante vestido como los que ha lucido en estos premios en ocasiones anteriores. Quiso romper la tradición eligiendo a Emporio Armani para asistir al concierto que tuvo lugar en Oviedo.

Y tú, ¿qué opinas de este look de la reina Letizia?