Justin Bieber y Hailey Baldwin ya son marido y mujer de forma oficial, y es que la pareja se casó por vía religiosa este fin de semana ante sus amigos y familiares. Una gran celebración a la que no podían faltar ni Kendall Jenner ni su hermana Kylie, íntimas amigas de la parejita. De hecho, se presupone que fue la modelo quien propició que el cantante y Hailey terminaran enamorándose.

Así, para el gran día, Kendall optó por un sensual vestido de terciopelo sin mangas con detalles texturizados en el corpiño, del cual no ha dudado en presumir en Instagram. Además, no acudió sola, sino acompañada de un amigo, del cual ella misma se encargó de asegurar que solo era su acompañante y nada más (por si acaso).

Por otra parte, su hermana Kylie tampoco defraudó, y apostó por un exuberante vestido dorado que resaltaba sus curvas, y con el que seguro acaparó todas las miradas.

Seguro que te interesa...

Hailey Baldwin confiesa el motivo por el que se siente acomplejada al lado de sus amigas