Hace unos días Kendall Jenner abandonaba a sus 68 millones de seguidores y cerraba su cuenta de Instagram sin dar ninguna explicación. Los usuarios se encontraron un mensaje que indicaba que la página no estaba disponible. Al igual que Justin Bieber, que se mantuvo fuera de Instagram durante dos semanas, parece que la modelo también tiene intenciones de volver. Las últimas fotos que había publicado no revelaban que estuviese enfadada ni descontenta con los servicios de esta red social, así que todos los supuestos motivos que la llevaron a poner fin a su perfil en Instagram no eran más que rumores y suposiciones.

Fueron muchas y muy variadas las causas por las que Kendall podría haber acabado con su cuenta. Principalmente se relacionó con su última portada de Vogue. Al parecer las críticas se sucedieron desde el primer momento, y la mayoría llegaron por medio de Instagram. Los ataques a su postura en las fotos o al simple hecho de atarse los lazos de las zapatillas, fueron motivo suficiente para que muchos profesionales del sector se pusiesen en su contra.

El revuelo fue tal que decidió responder por medio de un blog donde se explicó. "Jamás he dicho que supiera bailar ballet porque nunca lo he practicado. Aparecí para hacer mi trabajo. No he querido ofender a nadie con esa sesión de fotos. Respeto a las mujeres que hacen ese trabajo, cualquier trabajo, y lo hacen bien", sentenciaba la modelo.

Pero ahora, ha concedido una entrevista a Ellen DeGeneres donde ha explicado los motivos reales por los que decidió acabar, de forma temporal, con su cuenta en Instagram. Según ha contado la modelo, se notaba demasiado enganchada y eso no le gustaba: "Me levantaba por la mañana y era lo primero que miraba; me iba por las noches a dormir y era lo último que me gustaba ver. Me sentí un poco demasiado dependiente de ella así que quise tomarme un minuto… es una desintoxicación".

Al parecer, la modelo del clan Kardashian-Jenner solamente necesitaba un descanso, y ha garantizado su regreso: "Volveré enseguida", afirmó en el programa.

Pero probablemente lo que más nos ha desconcertado ha sido su ignorancia sobre el revuelo que podría provocar su marcha de Instagram. Según contó en Ellen DeGeneres cuando borró la cuenta no tenía ni idea de que podría ser una noticia a nivel internacional. No se podía explicar cómo la gente se había dado cuenta tan rápido. Pero más alucinó cuando su familia le contó que estaba saliendo en la CNN.