Kendall Jenner y Gigi Hadid han aparecido sin rodillas en la portada de W Magazine. Nuestras maniquís (lo parecen más que nunca), han sido víctimas de los retoques del Photoshop en la última sesión de fotos que han protagonizado juntas, titulada: "Placebo Pets".

Jason Kibbler es el fotógrafo y Lizzie Fithc y Ryan Trecartin los editores, los encargados de esta galería de imágenes cuyo mensaje era mostrar cómo los reallity shows y las redes sociales han cambiado la forma que tenemos de comportarnos con los demás.

Sin embargo, lo que no se llegaron a imaginar (o sí) era que la imagen de la portada iba a generar tanto debate. Los medios de comunicación se han hecho eco de la noticia y las redes sociales han estallado en comentarios del tipo: "Qué pena que ya no se lleve lo natural, ahora hay que parecer de mentira" o "Los retoques se les han ido de las manos, o de las rodillas".

¿Qué pensarán Kendall y Gigi sobre las fotografías? Porque la mayor parte de comentarios que están recibiendo no son nada positivos, de hecho la mayor parte de sus fans aseguran que no están "nada favorecidas".