El dinero es una cuna de avaricia y las celebrities a veces se pasan un poco de la raya. Esta vez ha sido Karl Lagerfeld: el famoso diseñador es sospechoso de ocultar más de 20 millones de euros a las autoridades fiscales francesas a través de complejos acuerdos financieros entre varias empresas, según informa L’Express.

Al parecer, Karl ha ocultado el dinero a través de paquetes financieros en Francia, Irlanda y las Islas Vírgenes. "Se sospecha que en el espacio de seis años, el hombre de las gafas oscuras inamovibles no declaró en Francia más de 20 millones de euros", explica el citado semanario.

El fraude se habría llevado a cabo a través de la librería 7L, creada por el director artístico de Chanel en París Saint-Germain-des-Prés de París, con 6,6 millones de euros, por lo que no paga impuestos. L’Express cuenta que la librería posee también un estudio fotográfico propiedad de una empresa con sede en Reino Unido, Estudio 7L, relacionada con Lagerfeld.

"Las autoridades fiscales consideran que la compañía británica, una segunda sede en Irlanda y una empresa de las Islas Vírgenes, ayudaron a ocultar el verdadero trabajo no declarado", añade la publicación.