No hay nada mejor que reírse de una misma, tal y como ha hecho Irina Shayk. La guapa modelo se encontraba rodando un anuncio para Loreal en el que interpretaba a una espía que tenía que saltarse un sistema de seguridad, cuando ¡plof!, ha acabado en el suelo.

Lejos de avergonzarse, la rusa no podía parar de reírse de la cómica situación. Un momentazo que la top ha querido compartir con sus seguidores a través de su perfil de Instagram gracias a este simpático vídeo.

Irina perdió el equilibrio entre tanta maniobra y unas botas de tacón de infarto, pero, según podemos apreciar, salió ilesa del golpe. “Lo que sucede detrás de las escenas, se queda detrás de las escenas”, escribió Irina. ¡Eso sí que es tomárselo con humor!