Irina Shayk ha decido que ya es hora de mostrarse al natural en su cuenta de Instagram. Tras ser madre, la modelo ha cuidado mucho que los fotógrafos no consiguiesen una imagen de su figura post parto pero parece que por fin la modelo se ha deshecho de todos sus complejos.

Aunque hace poco que dio a luz ya ha vuelto al trabajo, posando para la colección de Riccardo Tisci's con Nike y para la firma de lencería italiana Intimissimi . Recientemente ha hablado sobre cómo sigue sintiéndose sexy después de haber traído una vida al mundo. ''La maternidad forma parte de ser una mujer. No es como que eres sexy, tienes un hijo y dejas de ser sexy. Todas la mujeres son sexys a su manera''.

Irina y Bradley Cooper fueron padres por primera vez el pasado mes de marzo cuando dieron la bienvenida al mundo a su hija Lea de Seine Shayk Cooper. Y aunque su relación ha ido muy rápida, parece que están bien y que son inseparables. De hecho Bradley le regaló a Irina un anillo de compromiso de zafiros y diamantes el pasado mes de diciembre cuando ella estaba embarazada de cinco meses.