Parece que Irina Shayk no se ve tan guapa como la vemos el resto de los mortales. Tras romper con Cristiano Ronaldo la modelo confesó que en algún momento se había sentido fea al lado del jugador, y ahora, la modelo sorprende con unas declaraciones impactantes.

La top ocupa la portada del nuevo número de Glamour y habla sobre la moda, el feminismo y la maternidad en su entrevista más sincera hasta el momento.

Un reportaje en el que Irina confiesa que tras ser madre, tuvo su primera hija junto al famoso actor y director Bradley Cooper, se prometió mantener su atractivo sexual: "No creo que nadie deba cambiar solo porque eres madre, ¡no! ¡Sigo siendo yo!".

Además, Irina se muestra muy sincera y reconoce que cuando "está fuera de servicio es como una película de terror".

Irina Shayk para Glamour | Glamour