Irina Shayk tiene "una nueva adicción", según ha confesado ella misma en su cuenta personal de Instagram. La modelo rusa se ha comprado uno de los móviles más seguros del mundo -y caro, cuesta en torno a 14.500 euros-, con tecnología militar de cifrado y que evita los ciberataques de los hackers.

El móvil que ha adquirido la exnovia de Cristiano Ronaldo es conocido como Solarin, es un Smartphone cuya exclusividad y formato pertenecen a la compañía israelí Sirin Labs.

Solarin utiliza el mismo software que se emplea en todos los ejércitos del mundo, permitiendo que las llamadas que se hagan o los mensajes que se envíen estén cifrados y no puedan interceptarlos los hackers.

Muchas celebrities en el pasado sufrieron que algún hacker hiciera públicas fotos suyas desnudas, como por ejemplo Scarlett Johansson o la mismísima Rihanna. Es por eso que Shayk está viciada con su nuevo 'juguete' porque ahora está segura de que su intimidad está más protegida que nunca.