Fue una de las modelos más importantes de la década de los 90, y aunque se ha alejado de las pasarelas, continúa siendo de las más queridas por prestigiosas marcas de moda, y a día de hoy no duda en posar con poca ropa ante las cámaras, pero que difundan imágenes de su vida íntima, no le ha sentado nada bien. Kate Moss ha sido víctima de un nuevo ataque informático con el que han conseguido sacar a la luz algunas de sus imágenes más íntimas, donde aparece completamente desnuda el día de su boda con Jamie Hince en 2011, matrimonio al que pusieron fin hace un tiempo.

Ha sido el portal Daily Star Sunday el encargado de sacar a la luz la noticia. La familia de Kate vuelve a ser víctima de un ataque de hackers, pues a finales del pasado año accedieron a la cuenta de Facebook de su hermana Lottie, de 19 años, y también sacaron a la luz imágenes privadas.

En esta ocasión los informáticos han accedido a su ordenador personal. Una fuente cercana a la familia ha declarado al portal mencionado anteriormente que la modelo "está que echa humo con este asunto. A pesar de que ya se ha divorciado de Jamie, estas fotos todavía están muy cerca de su corazón y son muy privadas".

"No es la primera vez que se ve a Kate desnuda, pero estas fotos eran diferentes. Algunas estaban hechas para que solo las viese Jamie", confesaba el informante al portal de noticias mencionado. Y añadió: "Es repugnante que los piratas informáticos se hayan salido con la suya por segunda vez en cuatro meses. Está buscando la forma de aumentar la seguridad de sus dispositivos". Todo parece indicar que la top está enormemente ofendida con los informáticos que, una vez más, hayan difundido imágenes de su vida íntima.