Kate Spade era una reconocida diseñadora de bolsos cuyo cuerpo ha sido hallado sin vida en su casa de Park Avenue en Nueva York.

Comenzó su andadura profesional en los 80 trabajando para la revista Mademoiselle en Manhattan y comenzó una relación con Andy Spade, que le animó a probar suerte en el mundo del diseño y con el que más tarde se casó.

Sus bolsos han sido llevados por celebrities de la talla de Taylor Swift, Sarah Jessica Parker o Leighton Meester, pero en 2007 decidía vender su compañía para dedicarse al cuidado de su hija. Casi una década después regresaba con la firma ‘Frances Valentine’, en honor a su pequeña.

Todo apunta a que se ha tratado de un suicidio ya que, tal y como revela el portal TMZ, sus asistenta la encontró atada a un pañuelo rojo que colgaba de una de las puertas del armario. Es más, cerca de su cuerpo había una nota para su hija en la que se podía leer: “Bea, siempre te he amado. ¡Esto no es culpa tuya, pregúntale a papá!”.