Celebrities » Fashion

La prensa la reconoció por su chófer

Gisele Bündchen se pone un burka para evitar ser reconocida tras una cirugía plástica

Gisele Bündchen ha encontrado una forma muy original para evitar a la prensa. Resulta que la modelo acudió a París para operarse del pecho y de la zona de los ojos, y para que los paparazzi no la asediaran, la top model se vistió con un burka. El Daily Mail ha podido reconocer a la modelo por su chófer, y porque llevaba sandalias con el pie al descubierto, detalle que está prohibido por la religión musulmana. Gisele no acudió sola a la clínica parisina, sino que su hermana Rafaela también iba con ella disfrazada. ¡Qué fuerte!

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Gisele Bundchen lleva un bolso saco 'animal print'

Siempre se ha sabido que a los famosos no les gusta que los paparazzi les persigan, y mucho menos después de haberse sometido a una cirugía plástica. Por ese motivo Gisele Bündchen ha encontrado una muy buena solución al problema. La modelo ha sido fotografiada por el Daily Mail saliendo de una clínica de cirugía de París llevando un burka, y no, no se ha convertido a la religión musulmana…

Los paparazzi la han reconocido por su chófer, ya que es el que siempre acompaña a la modelo en sus viajes. Además, Gisele llevaba unas sandalias mostrando sus pies, y según la religión musulmana está prohibido que una mujer muestre esa parte del cuerpo. Por tanto, después de investigar qué escondía la top model, se ha sabido que ha viajado a París para someterse a una operación según el New York Post.

La operación ha consistido en operarse el pecho y la zona de los ojos. Eso explica lo del burka claro… Además no iba sola, sino que su hermana Rafaela también acudió al centro. La modelo ha sido sancionada por utilizar el burka con ese fin.

Publicidad