Como todos los años, los American Music Awards han sido todo un éxito. Este 2016, los premios han estado repletos de críticas al presidente de los Estados Unidos: Donald Trump. Aunque también ha sido objeto de burlas su mujer, Melania Trump, la Primera Dama de los EEUU. Y es que Gigi Hadid y Jay Pharoah fueron los primeros en abrir la veda.

En un intento de imitar a Melania, la novia de Zayn Malik dijo en un tono irónico: "Amo a mi esposo Barack Obama y amo a mis hijas Natasha y Malia", haciendo alusión al discurso por el que la mujer de Trump fue acusada de plagiar a Michelle Obama. Un discurso que dio durante la Convención Nacional Republicana este verano.

Después le tocó el turno a Pharoah, el actor que se encargó de dar vida al Presidente "más temido del mundo", como le califican algunos usuarios en las redes sociales. Jay dijo: "Mi artista favorito es Bruno Mars, porque no sé de qué color es, así que no le puedo deportar… Se parece un poco a Mowgli, de 'El Libro de la Selva'…", denunciando las actitudes racistas de Trump.

Y es que éstas y otras críticas al Presidente norteamericano no sentaron demasiado bien a muchos usuarios de Twitter, los mismos que no tardaron en hacer pública su respuesta: "Imitar a Melania Trump en los AMAs demuestra que no tiene clase" o "No puedo imaginar las consecuencias que habría si alguien se hubiera burlado en el escenario de Michelle Obama como lo ha hecho Gigi Hadid de Melania".