George Koh será sentenciado, junto a dos amigos, por el asesinato de su compañero de profesión Harry Uzoka. El modelo murió por tres puñaladas cerca de su casa en Londres el 11 de enero de 2018.

Harry había sido contratado por un gran empresa de modelos llamada Premier Model Management, también había trabajado para GQ y Zara, y unos meses antes había recibido su primer papel cinematográfico.

Parece que tras estos eventos que le 'robaron' el protagonismo a George, este se enteró que su novia Ruby Campell había mantenido relaciones sexuales con Uzoka.

Situación que le habría molestado y que lo llevó a trasladar su rivalidad profesional al odio personal. Fue así como junto a dos amigos, Jonathan Okigdo y Merse Dimanad, le apuñalaron directo en el corazón causándole una muerte instantánea.

Durante el juicio, el modelo ha declarado que los cuchillos los llevaba por defensa propia. Pero gracias a las cámaras de vigilancia, se ha podido develar lo que realmente ha sucedido en el crimen.