Gabourey Sidibe acudió recientemente a una tienda de Chanel en Chicago para comprarse unas gafas y unas sandalias. Sin embargo, la atención que recibió no fue del todo grata ya que una dependienta tuvo una actitud discriminatoria con la actriz de 'Precious' y esta ha decidido hacer un escrito a la firma.

A su entrada en el establecimiento, sintió que una de las empleadas la miró como si estuviera perdida, y al preguntarle por las gafas a la dependienta, esta le dijo que no tenían y le recomendó una tienda de descuentos."A pesar de que incluso llevaba un bolso de Chanel, ella decidió que yo no era una clienta para la firma y que no merecía su tiempo ni energía", subraya en su escrito.

"Esto de hecho me pasa mucho. Me ha pasado toda mi vida. Antes y después de convertirme en una actriz reconocida. Me pasó en St. Maarten donde estaba de vacaciones después de rodar una película, cuando fui a una tienda de Dior y una dependienta literalmente me quitó un pintalabios de las manos para devolverlo a su estante. También en la tienda de mi barrio de Nueva York, donde me perseguían por los pasillos. Incluso cuando era una adolescente, sabía que era por mi color de piel pero también por la atmósfera. Ser sospechosa de robar es solo una parte de la historia".

"No importa lo arreglada que vaya, nunca voy a ser capaz de vestir mi color de piel para parecer lo que algunos consideran que es una clienta para ellos. Dependiendo de la tienda, parezco o una ladrona o una pérdida de tiempo. No parece haber un término medio entre la no atención o la demasiada atención", resume.

A pesar de la atención recibida, Gabourey se compró las gafas y el par de sandalias. Esta denuncia le ha valido a Chanel para pedir disculpas y tomar medidas al respecto. "Expresamos nuestro sincero arrepentimiento por el servicio de atención que Sidibe ha mencionado en su escrito. Sentimos que no se sintiera bienvenida y ofendida. Nos tomamos sus palabras muy en serio e inmediatamente investigaremos lo qué pasó, porque esto no va en absoluto con la línea de los altos parámetros con los que Chanel quiere servir a sus clientes", aseguran en el comunicado que la firma francesa ha enviado a la actriz.