Fidel Castro siempre ha sido reconocido por llevar un look muy característico. Así, cuando el cubano se hizo con el poder y durante la primera parte de su gobierno siempre aparecía en público ataviado con su particular traje verde militar.

Pero con el paso de los años y sobre todo durante la última década que estuvo en el poder, el líder revolucionario cambió radicalmente de imagen y cambió su traje de guerra para dar paso al 'chandalismo revolucionario'. Y es que, Castro hizo de esta prenda deportiva su propio uniforme acudiendo en chándal a todas sus comparecencias públicas.

Así, Fidel recibió entre otros líderes al Papa Francisco, al presidente de China Hu Jintao e incluso a Nicolás Maduro, quien decidió imitarle creando tendencia. Este cambio de indumentaria se considera que se produjo porque el mandatario quería vestir con prendas más cómodas debido a su edad, pero otros apuntaban que vestía con chándal para mostrar que seguía en plena forma a pesar de sus achaques e intentar disimular de este modo sus problemas de salud.