Después de 14 años de ausencia, Felipe Varela volvía a la Mercedes Benz Fashion Week Madrid para presentar su colección en febrero. En esta nueva edición, el diseñador repite estrategia: ni rostros conocidos ni la presencia de la Reina Letizia en el front row de su desfile. El diseñador apuesta por sus clientas de siempre, personas anónimas que pueden permitirse pasear con prendas firmadas por Varela. Su última colección, inspirada en los años 80 y en Gianni Versace, llega algo descafeinada, una propuesta demodé y barroca.

El diseñador solo se ha dejado ver al final del desfile subiendo a la pasarela unos segundos pero una vez terminado el show, no ha concedido entrevistas ni ha querido hacer ninguna declaración a la prensa. Es más, al final del espectáculo, ha sido un miembro del equipo y no el propio director creativo quien ha mostrado la colección en el backstage a los medios. Varela vuelve a mostrarse hermético, sin explicar su nueva apuesta, que muestra claramente el deseo de la casa de atraer a un público más joven.

El relanzamiento de la marca que prometía más presencia en las redes sociales y tiendas en el extranjero, se ha quedado en el intento de. Aunque en los últimos tiempos Doña Letizia se decantaba por otros modistos antes que por Varela, para la inauguración de la nueva temporada de la ópera en el Teatro Real, la mujer de Felipe VI, apostaba por su 'diseñador de cabacera' arriesgando con un vestido corto con encajes.

La última colección de Felipe Varela | Gtres