Celebrities » Fashion

¡Bye bye tattoo mania!

Eva Longoria, Guti, Angelina Jolie... ¡Adiós a los tatuajes!

Las modas es lo que tienen, que van y vienen, por eso nuestros famosos se han replanteado la duda de seguir con sus tatuajes en el cuerpo o eliminarlos para siempre. Modas, superstición, amores y desamores son algunos de los motivos que llevan a nuestras celebrities a borrárselos. Este es el caso de Eva Longoria, Guti o Angelina Jolie... ¡Y no son los únicos!

Publicidad

Un tatuaje es lo que tiene: que una vez que te lo haces, luego quitárselo es un dilema. Pero como las modas son pasajeras al igual que los amores y los desamores o los recuerdos, un día te haces un tatuajes para toda la vida y al poco tiempo decides eliminarlo para siempre. Y, desde luego, nuestras celebrities son las primeras en volvernos locas con el tema. Un día tienen un tatuaje y al siguiente se lo quitan, ¿pero qué pasa aquí?

Eva Longoria ha sido una de  las últimas famosas en apuntarse a esta moda. Está dispuesta a todo con tal de quitarse todos los tatuajes que luce en su cuerpo y que le recuerdan a su ex marido, Tony Parker. Y ha empezado por el 'nine' que lucía en el cuello en honor al número de la camiseta con la Parker jugaba en el equipo de los San Antonio Spurs. ¡Bye, bye!

Eva se suma así a una larga lista de famosos que han hecho lo mismo en lo que a ex se refiere. Angelina Jolie también se encomendó al láser para acabar con los vestigios de su finiquitado matrimonio con Billy Bob Thornton. Por la misma razón hizo desaparecer Johnny Depp el suyo cuando lo dejó con su ex, Winona Ryder. También en su día lo hizo Guti quién utilizó el truco de taparse con tinta el nombre de su ex, “Noe”, que ha sido suplido por un corazón y las iniciales de su prometida, Romina Belluscio.

Pero otros casos no tienen que ver con el desamor. La misma técnica que el ex madridista eligió el cantante Dani Martin quién también dijo adiós a la palabra 'niñato' que lucía en el brazo y la cubrió con un nuevo tattoo: una flecha.

Y, por ejemplo, el rostro de Marilyn Monroe es lo que se tatuó la actriz Megan Fox en su día y ahora cree que su declive en Hollywood se debe a que esta imagen le da mala suerte, por lo que se está sometiendo a sesiones médicas para hacerlo desaparecer.

Otra de nuestras musas, Jessica Alba, se aburrió de su flor tatuada en el cuello y, pese a que le ha quedado marca, ya no luce como antaño. También la ex 'Spice Girl' Mel C quiso borrarse todos sus tatuajes por el módico precio de 20.000 dólares.

Pero lo peor, sin duda, fue lo de Pamela Anderson. La actriz contrajo hepatitis C cuando se dejó tatuar un dibujo por su ex marido Tommy Lee Jones. Al saber de su enfermedad decidió hacerlo desaparecer...

En fin, que visto lo visto... ¿Quién se anima a hacerse un 'tattoo'?

Publicidad