Kylie Jenner ha creado un imperio con sus estilismos y maquillajes. Y es que no hay cosa que la menor de las Kardashian-Jenner haga que no sea de influencia para los más jovenes.

Con los 21 años recién cumplidos y con un fiestón rodeada de carísimos regalos, el padre de su hija, Travis Scott le ha regalado un flamante Rolls Royce de los años 50 valorado en casi 1,2 millones de euros.

Y parece que el rapero ha tenido muy claro que no le iba a dar a su chica un bolso porque así como ella misma enseña en su canal de Youtube ya ha hecho "una gran inversión" en ellos.

La joven empresaria ha publicado un vídeo llamado 'Kylie Jenner: My Purse Closet Tour' en el que ha confesado que la joya de su vestidor son los bolsos.

Una enorme colección con la que ha dejado claro el 'poderío' que ha logrado con sus proyectos y que podría ser el paraíso para todo persona aficionada a la moda.