La modelo Natalia Taylor ha logrado engañar a todo el mundo. "No te creas todo lo que ves en internet" es el mensaje que ha querido transmitir a sus seguidores, y así lo ha revelado en un vídeo donde deja claro que sus supuestas vacaciones en Bali eran en realidad una sesión de fotos en Ikea.

La maniquí publicó en su perfil de Instagram, donde tiene más de 300.000 seguidores, unas fotografías que aparecían ubicadas en Bali. Es más, en sus stories también dejó constancia de que estaba en este lugar.

¡Pero todo era mentira! Natalia se maquilló y se arregló, y se fue a un Ikea junto a una fotógrafa. En las imágenes (que te mostramos en el vídeo) aparece dentro de una bañera, hablando por teléfono, en una terreza… ¡Parece que sus vacaciones son de lujo!

Nada más lejos de la realidad, es más, hasta en algunas de las imágenes se pueden observar las etiquetas de los muebles o de los demás elementos decorativos. Según ha revelado ella misma, no sabe cómo nadie fue consciente del engaño cuando todo lo que se veía gritaba ser de Ikea.