Aunque recientemente la modelo Emily Ratajkowski anunciaba por sorpresa a través de Instagram que se había casado con el productor de cine Sebastian Bear-McClard, unas fotos de Sebastian y la modelo Suki Waterhouse podrían provocar un divorcio inmediato.

El productor y Suki fueron fotografiados por las calles de Nueva York en actitud cómplice y cariñosa como podemos ver en las imágenes publicadas por el portal Daily Mail.

Unas fotos que han provocado la furia de Emily Ratajkowski, y es que además del evidente coqueteo, sorprende que Sebastian no lleve su anillo de casado en el dedo.