Anders Holch Povlsen, el dueño de ASOS, ha perdido a tres de sus cuatro hijos en los atentados de Sri Lanka. La familia se encontraba en el país disfrutando de las vacaciones de Semana Santa cuando la desgracia les sobrevino.

Era este Domingo de Pascua cuando Sri Lanka se vio azotada por una serie de explosiones en iglesias y en hoteles de lujos en los que han resultada muertas 290 personas y más de 500 han acabado heridas. Son 24 las personas que se han detenido hasta ahora pero todavía nadie se ha responsabilizad de los ataques.

Ha sido un portavoz de la familia el que ha confirmado la devastadora noticia pidiendo privacidad en estos durísimos momentos para la noticia. Hace tan sólo unos días era Alma, una de las hijas de Holch, la que compartía una tierna imagen de sus hermanos en la piscina, la cual puedes ver dándole al play en el vídeo de arriba. Todavía no se sabe quién de los cuatro es el que ha sobrevivido.

El magnate de 46 años, aunque originario de Dinamarca, estaba muy ligado a Escocia ya que había comprado una enorme cantidad de acres de tierra en este país, y tenía pensado traspasar todas sus propiedades a sus hijos cuando él y su mujer, Anne, a la que conoció cuando entró a formar parte del departamento de ventas en Asos, fallecieran.

Su fortuna, según Forbes, está valorada en 7.000 millones de euros, y es que el empresario danés es propietario y CEO de la compañía de ropa Bestseller, accionista mayoritario de ASOS y segundo accionista de la plataforma Zalando.