"Al llegar los policías se encontraron con que se había producido un altercado físico entre un guardia de seguridad armado y un intruso", recogía el citado medio tras asegurar que el intruso saltó la valla de la mansión e inmediatamente fue disparado.

Un desagradable incidente que Miranda Kerr no ha vivido en primera persona pues la top australiana se encuentra fuera de Los Ángeles. Las últimas imágenes de la ex de Orlando Bloom son de su visita a la Semana de la Moda de París donde acudió para disfrutar del desfile de Louis Vuitton.

Hasta que la policía recabe más información e investigue el suceso, se desconoce si el intruso que asaltó la casa de la modelo estaba motivado por los objetos de valor que tuviera dentro o por una posible obsesión por ella.